C.B.Tarragona 84 Cai Zaragoza 76

El Cai cayó de nuevo fuera de casa y es que es así como podremos ascender, porque esto regularidad y es lo que nos está matando este año. La LEB es una liga de fondo, que siempre la gana el más regular, en su juego el que mejor defiende. Otra derrota tonta que si hubiese sido victoria nos hubiese dado el liderato.

Se suele decir que año nueva, vida nueva. Sin embargo nuevamente empezó el partido fuera de Zaragoza con una pésima imagen como nos habían acostumbrado en 2009. Un increíble parcial de 26-16 demostraba que los jugadores caístas se habían quedado en las gélidas carreteras, porque no eran capaces de defender ni meterse en el encuentro una vez pasados 10 minutos.

Sólo en el segundo cuarto la falta de profundidad del banquillo local y al subir la intensidad defensiva los hombres de Abós les permitía volver a meterse al descanso en el partido 41-39. Este equipo fuera de casa no es el mismo que vemos en Zaragoza, y no valen las excusas de las lesiones, de los cambios… Los jugadores no salen concentrados, les falta motivación… Y así no se puede acabar primeros a final de temporada.

Regresaba del vestuario con la misma mala actitud del inicio permitiendo que nuevamente Tarragona abriera brecha en el marcador, el susto lo daba Paolo Quinteros lesionándose en este tercer cuarto. Barlow debía echarse el equipo a las espaldas y no le ha pesado esa responsabilidad cuando peor pintaban las cosas. El CAI ha tenido vida con sus individualidades hasta que le han pitado su cuarta falta personal abandonando la pista.

Nuevamente la gran asignatura pendiente del ataque estático ha vuelto a pasarle factura al equipo de Abós, que sigue sin ideas en la 18ª Jornada de la LEB y sigue dependiendo de jugadas individuales de sus cracks, Barlow y DP actualmente, para poder optar a ganar al penúltimo de la competición.

Hay jugadores que no están, y otros ni se le esperan. Matt Kieffer ni existe en la cancha. El CAI juega con 4 hombres porque el americano está fallando todo y no aportada nada más que Lloreda, que sin ser nada del otro mundo, hacía más que Kieffer.

No tiene explicación que tras ganar al líder la pasada semana, la quinta derrota de la temporada llegue frente a un rival como el CBT, penúltimo de la clasificación. No se explica que teniendo en la mano el ascenso directo, se deje escapar un partido en la cancha del penúltimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s