Valladolid 1 Real Zaragoza 1

El Zaragoza logró un empate justo en el Zorilla ante un rival directo como es el Valladolid, el juego fue bastante malo pero tras un garrafal error de Carrizo que supuso el 1 a 0, Suazo marcaba tras jugada personal y un disparo, el gol del empate. Luego alguna buena ocasión más para el equipo pucelano y poco juego maño.

Fueron prometedores los primeros 30 minutos pucelanos. Al equipo se le vio con más orden, queriendo tener el balón, mejor asentado en defensa, muy distinto a la era Mendilibar. Con Medunjanin y Pelé imponiéndose en el manejo del partido a Gabi y Ander Herrera.

Enfrente, un Zaragoza serio y sin alharacas. Firme atrás, pero sin verlas en medio campo. Tras un primer aviso de Sesma a los 5′, llegó después un cabezazo de Del Horno que se fue alto. De Lafita y Suazo no llegaban noticias.

Y pronto llegaría el gol del Valladolid. Era el premio a la intensidad. Borja colgó un balón inocente, pero Carrizo, con las manos de mantequilla toda la tarde, fue estorbado por Jarosik y el balón quedó a merced de Costa y de Manucho para rematar. El angoleño golpea al brasileño sin querer y Diego Costa marca el gol. La era Onésimo, en Zorrilla, no podía comenzar mejor.

Fue así hasta que, en el minuto 39, el ‘Chupete’ recibió el cuero en tres cuartos de cancha, aprovechó el toque de retreta de la zaga blanquivioleta y lanzó un potente disparo con el exterior de su pie derecho que se coló pegado al palo izquierdo del portal pucelano.

El paso por los vestuarios mitigó la reacción zaragocista y el protagonismo ofensivo retornó  al Real Valladolid. En el minuto 51 Diego Costa marró una triple ocasión. Carrizo rechazó su disparo raso en primera instancia, Costa volvió a probar fortuna pero se topó con el palo izquierdo de la meta zaragocista y, posteriormente, mandó el esférico por encima del travesaño. Su afición se echaba las manos a la cabeza.

Desde entonces, y hasta el final del envite, la agresividad tomó el protagonismo. La tensión por los puntos en juego se reflejaba por las múltiples patadas, codazos y agarrones que se propinaban ambas escuadras. Fruto de una de estas acciones Ander Herrera fue expulsado en el minuto 65, por pisarle el talón de Aquiles a un castigado Diego Costa cuando el ariete brasileño ya encaraba a Jarosik y Carlos Diogo.

El Real Zaragoza se dedicó, en el último cuarto de hora, a intentar matar a la contra. Y pudo haberlo hecho pero Eliseu, cercano el minuto 90, no resolvió bien un mano a mano ante Justo Villar y su zurdazo se marchó desviado. Fue el cierre de un empate muy trabajado por parte del conjunto zaragocista en un encuentro muy disputado y que dejó claro que el camino de la permanencia va a ser, todavía, muy largo y de una dureza extrema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s