Racing 2 Zaragoza 0

El Zaragoza volvió a perder por segunda jornada consecutiva y esta vez fue ante el Racing, el Zaragoza recibió los dos goles al final de la segunda parte, dando un duro golpe a la moral del equipo de Jose Aurelio Gay. El Zaragoza disputo un partido falto de intensidad y sin fútbol.

Los primeros minutos se han adornado con un tímido intercambio de golpes ante los que los nuestros han respondido insegura aunque eficazmente, más por la torpeza cántabra que por nuestra capacidad. Ha quedado claro en seguida que las heridas aún no han cicatrizado y que el dolor se ha instalado en nuestros chicos, a los que la desconfianza en sus posibilidades les ha llevado a ejecutar un partido de perfil muy bajo, con muy poca intensidad y menos calidad.

El talento se ha ido de vacaciones y nuestra mejor herramienta, que fue el compromiso, la solidaridad y el esfuerzo común hace nos meses se han dado de baja provisionalmente, con lo que cualquier aproximación santanderina nos ponía los pelos de punta.

Añadamos que del centro del campo hacia arriba nuestra presencia es nula. Ni Lafita está para derroches, ni Bertolo se adapta a jugar combinando ni Sinama es el delantero que precisamos ahora mismo. Tan sólo Ander ofrece algunos destellos, aunque insuficientes para que este equipo pueda lograr crear situaciones francas de gol ante sus adversarios.

Acabada la primer aparte sin nada destacable que llevarnos a nuestra labordetiana mochila, hemos afrontado la segunda con los mismos guerreros, si bien algunos de ellos un tanto más fatigados, como es el caso de Edmilson.

El partido tenía poco que ofrecer, pero el Racing ha vivido unos diez minutos dulces que han supuesto un período de sofoco y agobio para los nuestros que, afortunadamente, no se ha traducido en gol legal para los de Portugal. Hasta que ha llegado el minuto fatídico.

A la salida de un corner Gabi ha enganchado un precioso chut que ha supuesto un gol que el colegiado ha anulado por una supuesta falta de Ander. Ese error arbitral ha provocado que nuestros jugadores se hayan ido del partido…y casi del mundo.

Lo que habría sido un gol casi determinante, pues el partido era tan flojito que cualquier tontería podía suponer resolución del choque, ha dado paso a un nuevo error defensivo zaragocista que ha permitido que el Racing se adelantase en el marcador. Desencuentro, desorden, impotencia, mediocridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s