Lebron vuelve a Cleveland

Entre otras cosas le llamaban: "Princesita del mundo de Wade"

Vuelve y la lía… Vuelve para callar insultos, pitadas y demás burlas contra él. 38 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes. Así se resume su partido, el mejor que ha jugado en su nuevo equipo, parece que puede ser un punto de inflexión tras su últimos pésimos partidos.

James superó todos los preámbulos de animadversión y rechazo por parte de los seguidores de los Cavaliers, que no le han perdonado su marcha a los Heat después de ser su gran ídolo durante siete temporadas, y con 38 puntos guió a su nuevo equipo al triunfo por 90-118.

James superó todos los preámbulos de animadversión y rechazo por parte de los seguidores de los Cavaliers, que no le han perdonado su marcha a los Heat después de ser su gran ídolo durante siete temporadas, y con 38 puntos guió a su nuevo equipo al triunfo por 90-118.

El alero estrella de los Heat se encargó de anotar la segunda canasta del partido para un parcial de 0-4 y dejar claro que llegaba dispuesto a no ser intimidado por el ambiente hostil.

LeBron jugó 30 minutos para anotar 15 de 25 tiros de campo, incluidos 2 de 7 triples, y 6-9 desde la línea de personal, repartir 8 asistencias, capturar 5 rebotes, recuperar 1 balón y poner 1 tapón.

De hecho, tampoco abandonó su tradicional ritual (antes del partido se creó una gran expectación al respecto) mientras estuvo en Cleveland de ir a la mesa de anotadores, llenar sus manos de polvo antideslizante y tirarlo a lo alto ante el abucheo de los seguidores de los Cavaliers, gesto que antes del partido había provocado apuestas en Las Vegas sobre si lo haría o no.

Los Heat, desde el mismo inicio del partido quisieron dejar claro que han formado un equipo para luchar por un título de liga y ya al concluir la primera parte el marcador reflejaba un contundente 40-59 para los visitantes.

James fue el líder del Heat en esta primera mitad al conseguir 14 puntos, pero fue en la segunda cuando realizó su gran exhibición de juego para destrozar cualquier intento de resistencia a la victoria de los Heat de su anterior equipo.

Con un marcador parcial 95-65 al concluir el tercer periodo, los Heat dejaron todo listo para que el cuarto, mientras que los seguidores de los Cavaliers vivían la doble frustración de ver triunfado al ídolo que los había traicionado y a su equipo perdido en la mediocridad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s