Manolo Olmedo

Apostó por pasarse al «milqui», emigrar a Soria, ponerse a las órdenes de Enrique Pascual, el técnico con el que Fermín Cacho se proclamó campeón olímpico en Barcelona, y patearse a fondo los bosques de Valonsadero. Siguió los pasos de su ídolo, Reyes Estévez, y en menos de dos años se ha proclamado campeón de Europa en pista cubierta.

El año pasado ya lanzó un aviso con el bronce al aire libre en Barcelona. El oro de Olmedo es la prueba de que el mediofondo está bastante más sano que el atletismo español en general. Su metal es una reivindicación en medio de «galgos» y sospechas.

Sin el francés Mehdi Baala y sin Arturo Casado, Olmedo ratificó su condición de favorito con una carrera que controló a su antojo. De los otros dos españoles, nada se supo. A Juan Carlos Higuero los Europeos le llegaban demasiado pronto. Con apenas cuatro meses de entrenamiento, el burgalés no estaba para ampliar su palmarés. Diego Ruiz, plata hace dos años, quedó descolgado en la segunda vuelta. Olmedo controló sin problemas una final relativamente rápida y en la última vuelta su ataque le dejó sin rivales. «A pesar de que la salida no ha sido buena, que me han agarrado y he tenido que salir último, he dominado muy bien toda la carrera. He subido cuando tenía que subir, para estar bien colocado en la última vuelta y he demostrado que puedo correr tácticamente», analizó el sevillano y luego presumió: «El 1.500 español vuelve a ser el mejor de Europa, como antaño».

Las otras dos medallas son el reflejo del pasado y el futuro del equipo español. La plata de Ruth Beitia (31 años) en altura, en su penúltima gran cita, ya que está decidida a retirarse en Londres, demostró su instinto competitivo en los Europeos en pista cubierta. En las últimas cuatro ediciones siempre ha estado en el podio. Su marca de 1,99, su mejor salto del año, tiene especial valor cuando hace tres semanas no tenía muy claro si iba a estar en París por sus dolores en la espalda. Kevin López (20 años) ratificó que el 800 sigue siendo terreno abonado a los metales cuando los rivales son europeos y bajo techo. En su segunda gran competición, el sevillano fue bronce y demostró que en sus piernas hay un mediofondista más que prometedor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s