Previa Sevilla Real Zaragoza

El Zaragoza visita el Pizjuán con mucha necesidad de puntuar, el Zaragoza deberá intentar sumar puntos en un complicado campo, ya que por detrás los equipos aprietan y el descenso se acerca de nuevo peligrosamente, el Zaragoza viene de la dura derrota de Mallorca pero toca volverse a levantar y luchar de nuevo.

Simplemente, el Sevilla no es quien fue hasta hace nada. Su trayectoria esta temporada así lo avala. Por muchas circunstancias, ya no son el bloque que fue capaz de hacer algo de sombra a los dos grandes, Barça y Madrid, y está atravesando el momento de mayores dudas desde 2003.

A falta de mes y medio para el fin del torneo, el Sevilla es 7º clasificado y tiene casi imposible repetir participación en la Liga de Campeones del año que viene (está a 12 puntos de la cuarta plaza).

Se darán por satisfechos si, después de vivir muchas jornadas entre la 8ª y la 11ª posición en la tabla, al final logran meterse en la ‘Europa League’ (antigua UEFA).

En casa, el diagnóstico de su depresión como equipo ‘grande’ es contundente: de 15 partidos jugados, en 8 (más de la mitad) ha sido incapaz de ganar. Visitantes menores como el Deportivo, el Racing, el Mallorca, el Getafe, el Almería o el Málaga pusieron al Sevilla en evidencia. Sus malos pasos, engendrados desde el mismo inicio del curso en agosto, acabaron con Antonio Álvarez fuera del banquillo.

El descarrilamiento ha acabado con Luis Fabiano vendido al Sao Paulo antes del final del campeonato. Un claro síntoma del cambio de ciclo asumido por su presidente, José María del Nido.

Las ecuaciones que los de Aguirre deben aplicar son muy sencillas. Si Mallorca, Getafe, Almería (el vicecolista) y Espanyol lograron ganar en Nervión, ¿por qué no va a ser capaz el Zaragoza de emularles?

Si el Dépor, el Racing y el Málaga (no cabe citar al Barça por motivos obvios) fueron capaces de sacar un punto allí, ¿no está el Zaragoza a la altura de esos tres rivales en la pelea por la permanencia como para repetir cosecha en el mismo escenario?

Es cierto que, de entrada, el duelo genera miedos. Los antecedentes del último lustro, que ha sido de oro para los ‘palanganas’, provocan pavor al zaragocismo. Allí no solo se perdió siempre, sino que se encajaron dolorosas goleadas (el año pasado, 4-1).

Pero la cosa ha cambiado y hay que saber aprovechar los tiempos. Sevilla, el Pizjuán, ha perdido mucha de la magia que le hacían ser temido por la mayor parte de los equipos.

El halo de las dos Copas de la UEFA, una Copa del Rey, una Supercopa de España y la Supercopa de Europa se ha desvanecido y el cuadro sevillista se apresta a iniciar una nueva andadura, a hacer una nueva apuesta de futuro.

Y, en estas, llega el Real Zaragoza jugarse mucha de su vida a este escenario. Harán bien los de Aguirre en mentalizarse de que es posible ganar o, como poco, empatar. Ejemplos a seguir tienen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s