Un equipo sueco pero muy español

El pasado fin de semana arrancó la Allsvenskan (liga sueca) más española de los últimos tiempos. En el campeonato escandinavo encontramos una de nuestras colonias de futbolistas más numerosas de las grandes ligas europeas. Sólo superado en número por el Olympiacos griego o el Kitchee de Hong Kong, el modesto Halmstad sueco cuenta a día de hoy con hasta cinco futbolistas españoles en sus filas.

Al suroeste del país escandinavo, en una pequeña localidad de apenas 50.000 habitantes, han tenido que irse jugadores de nuestro fútbol más modesto para labrarse una digna trayectoria profesional. En ello mucho tiene que ver la reciente llegada de otro español, el catalán Josep Clotet, al banquillo del equipo sueco.

“Él fue quien me llamó para fichar por el Halmstad. Sabía que no estaba jugando mucho en el Castilla y él me dijo que quería tenerme porque sabía que podía ser útil para el equipo”, nos desvela Raúl Ruiz, ex del Castilla que junto a José Zamora y Javier Hernández han llegado como cedidos hasta final de temporada.

Junto a ellos, Iván Díaz, ex del Leganés, y Nauzet Pérez, ex del Ceuta, completan la ‘armada’ española en Suecia. Su primera prueba, el pasado sábado, acabó con un empate sin goles ante el Kalmar en lo que fue la primera jornada del campeonato doméstico. Los cinco españoles tuvieron sus minutos.

“En el debut me encontré muy bien. Hacía tiempo que no jugaba un partido oficial y lo cierto es que tuve muy buenas sensaciones. La única pena fue que no pudimos ganar”, apunta Raúl.

Este alicantino que pasó por el Hércules y llegó incluso a ir convocado con Pellegrini la temporada pasada, aterrizó en tierras suecas ante la falta de oportunidades esta temporada en el filial madridista.

“La principal razón por la que vine fue porque en Madrid no jugaba. Si hubiera tenido minutos no me hubiera ido. Ahora mi idea es demostrar aquí lo que no pude hacer en el Castilla”, sentencia Raúl. Hasta junio, tendrá la oportunidad que se le negó en la capital de demostrar su talento.

Sin presión, pero ambiciosos
Y lo hará, como el resto de españoles, en un equipo modesto en el que no hay ningún tipo de presión pero en el que no se renuncia a nada. “No somos un club grande, pero el objetivo es ir a por todo. Si podemos luchar por la Liga, iremos a por ella. No tenemos presión y eso es una ventaja”.

Para ello, Clotet deberá dar con la tecla y el quinteto de futbolistas patrios tendrán que adaptarse a un fútbol que, según Raúl, es “mucho más físico y con más ritmo que en España, al estilo Premier”.

Superado el proceso de adaptación a un país muy distinto a España, Raúl reconoce que en el club les han recibido con los brazos abiertos. “El club nos ha buscado un apartamento a cada uno. Al principio me costó bastante adaptarme por el clima y porque es otro tipo de vida, pero la verdad es que en el equipo nos tratan muy bien a todos.

El entrenador habla en inglés y aunque la mayoría de lo que dicel o entendemos, sino es así nos lo traduce sin problemas”.

Es como estar en casa, pero a milés de kilómetros de ella. Las ventajas de llegar a un equipo donde el acento exótico lo ponen los españoles. Así es el Halmstad, la última pequeña colonia en aparecer en el panorama europeo. Una buena razón para, a partir de ahora, prestar más atención a la liga sueca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s