Previa Real Zaragoza Espanyol

Hoy más que nunca se debe ser Real ante todo, el conjunto zaragozano se juega la vida y se le deberá ganar a un Espanyol que visita la Romareda con posibilidades de alcanzar la UEFA, el Zaragoza se apoyará en su gran afición que volverá a llenar La Romareda.

Al cuadro de Javier Aguirre le sobran argumentos futbolísticos para doblegar al Espanyol. Lo ha demostrado a lo largo de esta irregular temporada. Más aún en casa, en donde había encadenado cuatro victorias antes de brindar el triunfo a un Osasuna que no lo mereció. Hoy, ganar es volver al carril del sentido común.

En un partido de semejantes perfiles, quien no falla es La Romareda, que hoy presentará el aspecto que merece semejante acontecimiento: un lleno a reventar que es la manifestación del ánimo que envuelve al espíritu del equipo. El zaragocismo no se rinde; y menos aún cuando es posible salvarse, por más que el cuadro de Javier Aguirre no dependa de sí mismo.

Este es, sin duda, el principal problema de la formación blanquilla. Y, sin embargo, el difícil equilibrio de los rivales tampoco les permite relajarse; algo que repercute de forma positiva en la escuadra aragonesa, que debe aprovecharse de los errores ajenos. Porque no es posible dudar de la necesaria reacción del Real Zaragoza.

Ganar al Espanyol es vía imprescindible para la permanencia. Y en esa ambición se une el zaragocismo en pleno, apelando a ese grito unánime que se desgasta con convicción en el himno blanquillo: “¡El Zaragoza va a ganar?!”.

Porque, además, la continuidad del proyecto en Primera es llave fundamental para aclarar el futuro, tanto institucional como económico. La garantía de permanencia allana el camino para cerrar acuerdos trascendentales para el futuro del Real Zaragoza: desde un suculento contrato televisivo -la base de una nueva situación económica- hasta otros frentes también deportivos para garantizar cada año la confección de un equipo competitivo en la élite del fútbol español. Que es lo que se merece un equipo de la historia y trayectoria del aragonés.

O una implicación directa en la construcción y gestión de un campo de fútbol, una instalación imprescindible tanto para Zaragoza como para la entidad deportiva.

Resueltas además estas cuestiones, la sociedad anónima estaría en condiciones de ofrecerse en un atractivo escaparate para un cambio de propiedad; el desembarco de personas ajenas al ámbito político y con una visión empresarial y deportiva que garantizarían un futuro muy distinto al escabroso tiempo de la gestión de Agapito Iglesias al frente de la entidad blanquilla.

Todo pasa por ganar. La vida a un partido. Aunque después haya que rematarlo en Valencia, con el Levante. Ahora ya no hay hueco para las dudas ni para los temores. El camino recorrido ha sido complejísimo y el cuadro de Aguirre ha vivido esta misma campaña situaciones mucho más comprometidas, de las que ha sabido salir con destreza. Con todo el respeto que merece cualquier escuadra, el Espanyol no es un rival que pueda comprometer una victoria que el Real Zaragoza debe asentar en su seguridad de que es mejor; y en una ambición, concentración e intensidad que no se puede perder en ningún momento. Ni siquiera en el caso de que las cosas se tuerzan.

«Aúpa, Zaragoza; arriba y a vencer; palmadas al viento que gritan: ‘Ganaréis’. (?) A ganar, a ganar. El Zaragoza va a ganar?». El zaragocismo no va a fallar. La historia y la dignidad del Real Zaragoza lo merecen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s