The Cult

Los Cult fueron uno de los nombres más aprovechables del rock inglés de los 80, influenciados tanto por los Doors, como por AC/DC o Led Zeppelin, y con el talento de sus compositores, el vocalista Ian Astbury y el guitarrista Billy Duffy, supieron grabar tres o cuatro discos realmente estupendos, con sonoridad rock, hard, psicodélica, un apañado trato melódico y pegadizos estribillos.

The Cult se remonta a comienzos de la década de los 80, cuando Ian Astbury (nacido el 14 de mayo de 1962 en Heswall, Chesire), tras pasearse, acompañando a su familia con el trasiego de destinos de su padre, un militar de la marina británica, por Escocia y Canadá, retornó a Inglaterra, concretamente a la localidad de Bradford, para intentar formar una banda de rock a la que llamó Southern Death Cult.

En Canadá, el joven Ian trató con los indios en una reserva cercana a Toronto, hecho que marcó bastante su vida, ya que periódicamente, de forma espiritual y mística, solía interpretar tales sensaciones en algunos de sus textos.
Los Southern Death Cult, con Astbury como cantante, David “Buzz” Burrows como guitarra, Barry Jepson como bajista y Hap Quereshi como batería, solían hacer música gótica, plasmada por primera vez en vinilo en el sello Situation Two con el single “Fatman/Moya”. El tema apareció a finales de 1982.

Poco tiempo después apareció un LP homónimo en Beggars Banquet, “Southern Death Cult” (1983), con temas, además de los singles, como “The girl”, “Apache”, “Today” o “False Faces”.

El tema, con la cara b “A flower in the desert”, fue todo un éxito, llegando al número 1 en el Reino Unido en las listas de música independiente. Ambos temas se encontraban en su LP debut, “Dreamtime” (1984), un álbum de rock, influenciado por los Doors o Led Zeppelin, tintado de exuberantes guitarras psicodélicas, líricas espirituales y ambientes góticos, y producido por Chris Kemsey (ingeniero del “Sticky Fingers” de los Rolling Stones), en el cual también se incluía su segundo sencillo, “Go West”.

La revelación masiva de The Cult se produjo con “Love” (1985), disco producido por Steve Brown, colaborador habitual de Elton John. A pesar de que en el LP todavía suenan algunas baterías de Preston, éste dejaría The Cult antes del fin de la grabación a causa de sus problemas con la droga. Su reemplazo puntual fue Mark Brzezicki, quien ya se ocupa de la percusión en el single clave del disco, “She sells sanctuary” (número 15), que marcaba la aceración rockera de su sonido.
Más tarde llegó Les Warner, quien había tocado junto a Johnny Thunders, para ocuparse definitivamente de la batería.

En el disco, uno de los mejores de su trayectoria, sonaba también la fenomenal canción “Rain” (número 17), muestrario de esa atractiva e intensa amalgama entre hard rock y psicodelia, que significó sus primeros pasos como The Cult. Otro single del álbum sería el medio tiempo “Revolution”.
Y atención. Dos años después, con la entrada del bajista Kid Chaos, que provocó que Jamie se cambiase a la guitarra rítmica, llegó uno de los grandes productores de las últimas decadas para lanzar definitivamente a los Cult. Rick Rubin, que desechó un primer proyecto del grupo llamado “Peace”, se hizo con los mandos en “Electric” (1987), llevando el sonido de la banda británica hacia el hard rock de AC/DC, no hay más que escuchar el tema “Wild Flower” para aseverar tal hecho.

The Cult: Rain

Fuente de la fotografía 1: access.denied

Fuente de la fotografía 2: Free-ers

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s