Granollers derrota a Mónaco en una gran final en Valencia

Marcel Granollers se proclamó campeón de la tercera edición del Valencia Open que se disputa en el Ágora al derrotar en la final a Juan Mónaco. Se trata del segundo título de la temporada del catalán, que pasa por el mejor momento de su carrera, tanto en juego como en ranking.

Marcel Granollers pudo sacarse la espina de la final perdida el año pasado en Valencia (ante David Ferrer) al doblegar en la edición de 2011 a Juan Mónaco por un marcador global de 6-2, 4-6 y 7-6(3) tras tres horas de juego en un choque disputado en una engalonada Ágora.

Marcel saltó al tapete del Ágora con una velocidad de más que su rival. Haciendo acopio de una soberana maestría en el arte del saque y volea, rompió el servicio de Mónaco en el segundo juego y tomó las riendas del partido.

Aguantó las irregulares embestidas del argentino y no sólo administró la renta, sino que mandó el primer set a su casillero con un juego en blanco al resto.

Como vino siendo habitual durante toda la semana, el comienzo del segundo set coincidió con el pisotón en el freno de Marcel y el resurgir de su rival. El catalán aguardó a Mónaco dos pasos por detrás de la línea de fondo y Mónaco se metió en pista para tomar la iniciativa. No sólo en los intercambios, sino también en el marcador. El pupilo de Pepo Clavet marcó distancias desde el principio del set merced a una derecha con mira telescópica. Con autoridad y siempre llevando la iniciativa, igualó la contienda y forzó el tercer y definitivo set.

El argentino, que nunca antes había disputado una final sobre cemento, quiso que su trabajo de recuperación no se quedara en balde y siguió explosivo en el fondo de pista. Aprovechó el bajón anímico de un Marcel que hasta se ganó el ‘warning’ por protestar al juez de silla un bote malo de Mónaco, para tomar la delantera en el tercer set, donde llegó a tener un parcial favorable de 4-2.

Herido en su orgullo y valiente en su planteamiento, Granollers dio la vuelta a la tortilla. Tomó las riendas de los intercambios con cambios de ritmo y alturas y se lanzó a la red cada vez que tuvo opción para meter presión a su rival.

La épica pudo consolidarse en el 5-4, donde Marcel tuvo al resto tres ‘match points’ que su rival resolvió con sangre fría. El tenis hizo justicia y llevó la resolución del partido al tie-break. Allí, jaleado por una grada entregada al catalán, Granollers puso la guinda a una semana que no olvidará en la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s